13 nov. 2008

................... RELATO

"Sara Yepes Arboleda"
Empecé a sentirme joven cuando me di cuenta que todo lo que estaba haciendo (practicar baloncesto, estudiar, asistir a clases de pintura, ir a las reuniones de los scouts, ensayar con mi banda, etc.) eran responsabilidades con las que debía cumplir para tener una mejor formación. Me sentí joven cuando empecé a definir mi propio estilo y mi personalidad, estando identificado con algo en especial, algo que ya existía y que me llamaba la atención.

Sintiendo el cambio de adolescente a joven, lo primero que definí fue el tipo de música que quería escuchar. Entre todos los géneros que escuché, me identifiqué rápidamente con el rock, el ska, el punk y el reggae. Me pareció haber escuchado la mejor combinación en ritmos y letras, que lograron que me relajara, me olvidara completamente de las preocupaciones y me sintiera más segura de mi misma.

La elaboración del proyecto de aula en el tema del Rastafarismo, lo he considerado muy cómodo pues he tenido la oportunidad de interactuar con personas que se sienten atraídos por esta cultura y por lo mismo, he alejado los estereotipos que alguna vez, a causa del desconocimiento de este tema, puse en ellos.

Para mí, no existe el Rastafarismo en la ciudad de Medellín, lo que existe es una subcultura o pequeños grupos formados por los jóvenes para identificarse y relacionarse cómodamente entre ellos, ya que tienen valores e ideologías semejantes, en este caso referente al género reggae, siendo este, el principal tipo de música escuchado y preferido por los Rastafaris natos. Aunque no existan en Medellín Rastas autóctonos, hay personas que siguen algunas de las costumbres que tiene esta cultura, se contaminan del amor de Jah, hacen ritos espirituales con la ganja, se dejan crecer sus cabelleras, y lo llevan peinado con dreadlooks, en fin, estas personas adoptan al menos una de las costumbres y son reconocidos fácilmente en la sociedad como Rastas.

Mi percepción frente a estas personas es muy simple y respetuosa. No tengo prejuicios contra a ellos, pues conozco su cultura. Uno de los prejuicios que suele utilizar más la gente hacia ellos es el uso de la marihuana, y aunque sé que en nuestro país ésta es ilegal, acepto y respeto que los Rastafaris la utilicen, debido a que ésta hace parte de sus elementos sagrados, y es quizá el más importante y vital para cada uno de ellos. También intento alejarme de lo que dicen acerca de sus cabelleras, y de su forma de vivir. Me basta con invitar a las personas a que se acerquen y conozcan su cultura, creencias e ideología, para que así, comprendan y se den cuenta de que están equivocados y que no son totalmente iguales a como los estigmatizan.

No hay comentarios: